Pavimentos de hormigón rayado

Los pavimentos de hormigón rayado son una opción común en la construcción de carreteras, estacionamientos y otras áreas donde se requiere una superficie resistente y duradera.

Este tipo de pavimento se caracteriza por tener surcos o rayas en la superficie de hormigón que ayudan a proporcionar tracción y reducir el deslizamiento, especialmente en condiciones de lluvia o hielo.

Características del hormigón rayado

Tracción mejorada

Los surcos en la superficie del pavimento proporcionan tracción adicional a los vehículos, lo que reduce el riesgo de deslizamiento, especialmente en condiciones climáticas adversas.

Seguridad

Gracias a su capacidad para mejorar la tracción, los pavimentos de hormigón rayado suelen ser una elección segura en carreteras y áreas donde se requiere un alto nivel de seguridad vial.

Durabilidad

El hormigón es un material duradero por naturaleza, y cuando se combina con el diseño de rayas, la vida útil del pavimento se extiende aún más. Esto reduce la necesidad de mantenimiento y reparación a largo plazo.

Reducción del ruido

Dependiendo del diseño y la profundidad de los surcos, los pavimentos de hormigón rayado pueden ayudar a reducir el ruido del tráfico, lo que es beneficioso en áreas urbanas sensibles al ruido.

En Imprex realizamos la colocación de este tipo de pavimentos, especialmente en rampas de garaje, aunque en la actualidad se está empezando a sustituir por hormigón impreso.

Los pavimentos de hormigón rayado también se utilizan a menudo en carreteras y áreas de tráfico para crear marcas viales, como líneas de carril, cruces peatonales y señales de tráfico.

Realizamos una instalación precisa y profesional que unida a un correcto mantenimiento mantendrá la eficacia del pavimento a lo largo del tiempo. Trabajamos por todo Castilla y León.